Diferencias entre Madrid y Barcelona: reflexiones in situ.

Los cines de Madrid, de los que parece hacer más en antiguos teatros que en Barcelona, se anuncian con pantallas luminosas gigantes.
El metro de Madrid informa de las llegadas de los dos siguientes trenes desde el hall. Útil para no bajar las escaleras corriendo inútilmente, como muchas veces en Barcelona.
Los vagones del metro de Madrid son infinitamente estrechos. (¡Atención! Estación en curva.)
Las estaciones de metro de Madrid están “decoradas” con información arquitectónico-histórica de los edificios más cercanos. ❤
En Madrid hay microbibliotecas en algunas estaciones de metro (¿las grandes?).
En Madrid no hay cuasimonopolio cervecero comercial Damm. Ni bipolio Damm-Moritz. El descubrimiento cervecero de la España peninsular: Alhambra.
No es verdad que en Madrid no haya modernismo. Pasa que no es omnipresente como en el –extensísimo– Eixample, y que quizá falte del bueno, del más creativo que innecesariamente recargado.
Las cañas madrileñas van acompañadas de tapas. Gratis. Cenas tomando cañas. ❤❤❤
Barcelona es un amor. Madrid –había olvidado– también.
Plaza de Castilla
Plaza de Castilla
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s