El IVA da igual

Sintetia es un blog de economía, finanzas y estrategia que suele publicar entradas interesantes para los legos. Sin embargo, sus artículos pueden pecar de demasiado largos o técnicos… A continuación, un resumen de uno de sus últimos artículos, que me ha parecido especialmente necesario, interesante, e incluso, en algún punto, sorprendente, «Compendio de falacias para teleadictos».

El artículo abre con un introducción que nos deja esta perla, toda una declaración de intenciones, más allá del técnicamente cuestionable uso del término «falacia» (que, no obstante, es el único recogido por la RAE en su Diccionario).

[Los programas de la tele son] discusiones en las que importa más la agilidad a la hora de enlazar falacias lógicas que los argumentos racionales basados en la evidencia empírica.

A partir de aquí, el artículo desgrana algunas de estas falacias y mentiras, entre las que yo destacaría estas cuatro:

1. La clase media NO es quien más ha sufrido en esta crisis:

La crisis ha golpeado de verdad a las clases más bajas y a los jóvenes, no a la clase media. A poco que se revise la evidencia empírica, los grandes afectados por la actual crisis han sido colectivos poco representados en la clase media, como por ejemplo:

1.- Trabajadores de la construcción

2.- Trabajadores fuera del sistema de cotización

3.- Jóvenes con contratos temporales y precarios, los cuales han sufrido la mayor parte del ajuste en los sectores no afectados por la burbuja inmobiliaria ante el desigual sistema de protección laboral, extraordinariamente sesgado en España hacia los trabajadores con experiencia.

2. La argumentación tipo “El problema de [un grupo social] es cultural” es incorrecta:

La falacia lógica aquí consiste en pensar que las elecciones personales son ajenas al conjunto de incentivos que las generan, [en lugar de] identificar qué problema estructural hace que un cierto problema persista.

3. La jubilación anticipada NO potencia el trabajo de los más jóvenes:

Esta idea tiene un mínimo de sentido en un sistema muy estático como, por ejemplo, el de la función pública, [pero esto] no es ninguna panacea ya que (…) el erario público estará asumiendo no uno sino dos salarios [el del joven y el del prejubilado].

Esta visión estática tiene muy poco sentido (…) en el sistema de precios y de la oferta y demanda del mercado laboral (…). En un sentido dinámico, la idea de un número de trabajos predeterminados a realizar en un país tiene muy poco sentido.

El fenómeno del desempleo está determinado por raíces mucho más profundas ligadas a la productividad y a las rigideces del mercado de trabajo.

4. Personalmente, y ante los programas electorales de los partidos políticos emergentes, Ciudadanos y Podemos, que son contrarios en este punto, lo más interesante del artículo atañe al IVA (aunque enlazan a Politikon para una explicación más extensa). Según Abel Fernández, autor del artículo, el IVA no es (socialmente) el diablo, sino que favorece a los más pobres. Básicamente:

La evidencia empírica muestra que la reducción de la desigualdad no se produce mediante el lado de los ingresos [e.g. bajando impuestos indirectos como el IVA], sino a partir de la distribución del gasto.

Los países que más consiguen reducir la desigualdad tras la acción del sector público lo consiguen a través de un gasto público mucho más dirigido hacia los colectivos más necesitados.

El gráfico muestra la disminución en el coeficiente de Gini que consigue cada país mediante impuestos (blanco rallado) y mediante transferencias económicas a los más pobres (entiendo que subvenciones, etc.; en azul). El coeficiente de Gini es una medida de la desigualdad económica: vale 0 cuando todas las personas tienen la misma riqueza, y 1 cuando una persona acumula toda la riqueza. En el gráfico se observa que la reducción absoluta de la desigualdad que consiguen los impuestos es similar en todos los países seleccionados, mientras que las transferencias serían más efectivas y flexibles a la hora de reducir la desigualdad. En otras palabras: reducir el IVA para favorecer a los pobres sería una medida irrelevante.

Es un punto interesante, y aunque nunca es bueno creer una tesis sin saber interpretar personalmente los datos y el contexto, es necesario reflexionar sobre esta posibilidad. Algunas de las preguntas que surgen son:

  • ¿Se cumple esto para todos los países, no solamente los que aparecen en el gráfico?
  • ¿Existe alguna interpretación alternativa? Es decir, aunque las transferencias sean más efectivas: ¿reducen más la desigualdad los impuestos indirectos (e.g. IVA) bajos (tesis de Podemos), o con tramos especiales más bajos, que los impuestos indirectos altos sin tramos especiales (tesis de Ciudadanos)?
  • ¿Por qué el IVA, y el resto de impuestos indirectos, no son progresivos según la riqueza personal? (Por ejemplo, que una persona con una renta de 100 000 € anuales pague un IVA del 20 %, pero una con una renta de 10 000 € anuales pague un IVA, para el mismo producto, del 5 o el 10 %.)
  • ¿Es una cuestión técnica o política/económica? Técnicamente, podría ser complicado que una persona pagara un IVA y su vecino, con el doble de renta, otro… El vecino siempre podría contratarte para que compraras por él, con un IVA reducido, y salir ganando todos (excepto el fisco). Sin embargo, esto podría evitarse limitando la cantidad a pagar con un IVA reducido. A fin de cuentas, no tendría sentido que una persona con una renta baja (pongamos, de 500 € mensuales), que le diera el derecho a pagar un IVA reducido, comprara por valor medio mensual de (siguiendo el ejemplo) 1000 €, ¿no? Incluso, esta medida se antoja más fácil de implementar con la desaparición del dinero en efectivo, que ya está en marcha en algún país (Dinamarca).
  • ¿Existen ya impuestos indirectos progresivos? ¿Los veremos en el futuro?

En resumen: la economía es compleja, y los argumentos o las medidas simples pueden simplificar en demasía la realidad, no teniendo en cuenta las consecuencias potencialmente contraproducentes de las medidas aparentemente justas.

Cualquier comentario –o respuesta– es bienvenido. En particular: ¿qué les parecen los impuestos indirectos progresivos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s